¿Cuánto duerme un bebé?

Escrito por Daniel.

Aquí estoy de nuevo con más y mejores preguntas sin respuesta sobre el increible mundo de la paternidad. Al fin el bebé se ha dormido después de un día de paseos por el parque y la destrucción habitual al volver a casa. Ahora que ha caido tenemos tiempo de ponernos con los artículos de hoy pero (¡oh sorpresa!) estamos los dos destrozados.

Todo esto me ha hecho preguntarme cuantas horas duerme un bebé. Según mis indagaciones por Internet un bebé de 18 meses duerme alrededor de 11 horas por la noche más unas dos horas durante el día. No sé quien ha hecho la investigación pero a mí las cuentas no me salen. Si duerme 11 horas por la noche cómo es posible que no me deje ver la peli por la noche, me despierte a las 2 y 4 de la mañana y a las 8 ya esté listo para empezar el día... También es curiosa la diferencia entre mi cara de zombi por la mañana y su derroche de energía matutino que incluye subida y bajada de escaleras, lanzamiento de biberón, carrera de obstáculos (en esa yo también participo) y chocoterapia por toda la cara (las galletas con chocolate fueron una mala idea desde el principio).

A veces pienso que esto es solo una etapa, que todo será más fácil dentro de unos meses. Luego quedamos con alguna pareja que tiene niños más mayores y la realidad me abofetea y me pone en mi sitio, tienen la misma cara de zombis que yo.

Lo que me gustaría saber es de dónde saca tanta energía. Las papillas, galletas y demás historias de bebé no parecen llevar Red Bull y cuando le damos comida "de mayor" come cantidades de acuerdo a su tamaño. Todo esto me lleva a una conclusión inevitable. Los bebés vienen de serie con una reserva de energía extra que van perdiendo poco a poco hasta que se hacen mayores. Mi revelación me hace pensar en esos seres incomprendidos que son los profesores de pre-escolar (seguro que ya no se llama así pero sabéis a qué me refiero). Imagino el momento de encerrarme en un aula con 20 criaturillas de estas dispuestas a acabar conmigo y me dan los siete males. Aún no sé cómo fuí capaz de dar caza al mío cuando la semana pasada rompió el pintauñas de mamá y corría con las manos de color rosa tocando tódo lo que podía en el salón, una vez reducido el delincuente estoy particularmente orgulloso de no haberle lanzado por la ventana pero es que estaba tan mono con las manos y la cara rosas... Bueno, que me voy por las ramas. Mi conclusión es que solo personas de una pasta especial pueden enfrentarse a 20 a la vez y salir victoriosos (o no morir en el intento).

Resumiendo, que no se cuánto debería dormir un bebé pero desde luego el mío no duerme lo suficiente. Voy a ir terminando el post para irme a disfrutar de mis 3 horas de sueño antes de la primera interrupción pero no sin antes decir que pese a todo el enano vale la pena. ¡Pero qué majo está cuando hace algo que no debe! De todos modos todas estas se las guardo. Cuando tenga 16 añitos y me empiece con el chantaje emocional espero hacer memoria y pensar "si tu supieras las que me debes aun...". Papá London se retira para poder luchar otro día, ¡seguiremos informando!

Built with HTML5 and CSS3
Graphic design by cgrdesign